Publicado por direccion, 17-Enero-2019



HISTORIAS DEL PROGRAMA BECA 18 : Becarios emprendedores

eca 18 es la más emblemática de las becas del Pronabec. Mañana se conocerá la lista de preseleccionados para el 2019. Gozarán de un estipendio y el pago al 100% de sus estudios. Conozca algunas historias de sus beneficiarios.

1 “Es tu turno, viejo”. Javier Chavarría esperó que sus cuatro hijos se hagan profesionales para empezar a estudiar. Cuando era joven, le fue imposible pensar en seguir una carrera. Entre 1988 y 1992, Sendero Luminoso se ensañó en repetidas ocasiones con Cochas Paca, comunidad campesina del distrito de Gorgor, Cajatambo, región Lima, dedicada a la ganadería y la agricultura.

El señor Chavarría se registró en el Registro Único de Víctimas del conflicto 1980-2000, a la espera de algún día tener un beneficio para esos peruanos que además de llorar a sus muertos, vieron truncos sus sueños de un futuro mejor. Hasta que le anunciaron que la modalidad Repared de Beca 18 le brindaba la oportunidad de estudiar en un instituto. No lo pensó dos veces, dejó su tierra y se vino a la capital para estudiar, durante dos años, la carrera de Administración de Negocios Internacional en el instituto Adex.

Jura que entre Tacna y Tumbes no encontraré una papa nativa igual a la de Cochas Paca. No hay igual a la papa “huayro macho” (roja) ni al “cacho de toro” (azul)de su tierra. “Son auténticas, de pigmentos naturales al 100% y con propiedades peculiares, que el INIA investiga”.

Basado en esas patatas, Chavarría produce las hojuelas de papa nativa orgánica Natichips. Busca exportarlas al mercado europeo, tan demandante de productos orgánicos y nativos; para ello, trabaja con los productores las costosas certificaciones orgánicas. 

Las vende tanto en el ámbito familiar como en las ferias que apoya el Programa Nacional de Becas y Crédito Educativo (Pronabec).

Además, Chavarría ha motivado a escolares del colegio de su comunidad, a más de 4,000 metros de altura, para que logren los beneficios de Beca 18 en la universidad e institutos. Los cinco chicos que lo lograron son su orgullo. Ellos estudian carreras relacionadas con el turismo, donde Cajatambo quiere ser potencia nacional.

2 Repared es la única de las modalidades del programa Beca 18 sin límite de edad. Las ocho modalidades permiten al programa captar becarios de diferentes zonas y luego, cuando ellos retornan a sus pueblos, convertirse en ejes del desarrollo local.

“La Beca 18 es la de mayor presupuesto asignado; la del historial bastante grande a escala nacional y una de las mejor posicionadas”, –dice Franco Luján, vocero de Pronabec–. “Beca 18 es estrategia de Estado para cerrar la brecha que se tiene en educación superior”.

Se trata de una ayuda económica a las personas con alto rendimiento educativo y de escasos recursos económicos que quieren acceder a la educación superior. La beca es integral. Ofrece 860 soles mensuales a los becarios originarios de Lima y 1,200 soles a quienes vengan de otras regiones, para cubrir manutención, movilidad local y alojamiento; una subvención para una laptop (a partir del segundo semestre de estudios) y el 100% de los costos educativos en universidad o instituto.

3 Antony Pintado siempre fue de los primeros alumnos. Cuando llegaron voceros del programa a su colegio, el Nicolás Copérnico de San Juan de Lurigancho, se enteró de que reunía los requisitos para postular a la beca. Solo él y otra compañera lograron vacantes. 

Ahora gerencia Kera Superfoods, con una línea de las harinas energizantes (macas negra, amarilla y roja; lúcuma y cacao en polvo); y otra de snacks saludables, como aguaymanto y arándanos deshidratados. Le enseñaron en el instituto a diferenciarse de la competencia en el competitivo universo de lo saludable. Y ahora trabaja nibs de los superalimentos que promociona el Perú.

Los nibs (pedacitos de semilla) de cacao con jarabe de yacón nacieron como un proyecto de tesis en su sexto ciclo en Negocios Internacionales, pero él fue el único de su grupo que tras los estudios, continuó con el proyecto. Desde hace año y medio, sus productos están en los markets de comida saludable. Busca ampliar las líneas de productos y luego exportar. Es su norte.

4 Lucero Dalia pertenece a la primera generación de becarios de Beca 18, del 2012. El primer día que pisó la universidad Villareal para estudiar ingeniería alimentaria se enteró de Beca 18. Con su 16.8 de promedio en el colegio, y siendo hija de obrero, era una buena candidata. Al mes le confirmaron que era una de las beneficiarias. Solo debió mantener un mínimo de 13 de nota los siguientes cinco años y no trabajar. 

Lo que ahorraba, le permitió estudiar inglés y hacer un par de especializaciones, en las que le daban media beca solo por ser ya becaria.

Ahora su apellido es la marca de sus “mermeladas sin colorante”, de pura fruta. Dalia no olvidará que en la feria de diciembre del Pronabec vendió por primera vez sus productos.

A sus 19 años, la chalaca Lizbeth Pinglo terminará ya sus estudios gracias a Beca 18. “La beca fue un cambio total en nuestras vidas”, dice. Sus padres tienen trabajos independientes, como la mayoría de los peruanos, y ella debía ayudar a solventarse sus gastos.

A Lizbeth siempre le llamó la atención los negocios. Había acabado en el 2015 en un colegio particular con media beca gracias a sus buenas notas y estaba buscando una universidad “con proyección social”, para continuar sus estudios. Animadas por su papá, ella y su hermana postularon a la beca. Ambas lo lograron. Lizbeth optó por una carrera corta “para emprender en el rubro de negocios y ayudar a mi familia también”.

Presenta su Vitaqüin Power, una agradable bebida nutritiva de piña golden, quinua blanca y membrillo, que no necesita dulce, pero es agradable para niños y adultos. En el Feriadex 2018, las 600 botellas que elaboró su grupo se agotaron en el segundo de los tres días feriables. “Esa feria nos dio mucho para aprender de las ventas y las recomendaciones que nos hacían”, dice. Continuarán mejorando su producto y no desaprovecharán las ofertas que ya aparecen. El futuro es hoy.

Novedades en la Beca 2019

Este año, Beca 18 se ha renovado. La primera etapa, que empezó en octubre del año pasado, terminará en abril. Pronabec explica que el nuevo diseño permitió que muchos estudiantes que todavía están cursando la secundaria puedan postular a la beca. La relación de preseleccionados para Beca 18 convocatoria 2019 se dará a conocer mañana y se publicará en el portal www.pronabec.gob.pe. 

Para la preselección se tomará en cuenta la nota final del Examen Nacional de Preselección, con un peso de 100% en el puntaje total (50% por razonamiento verbal y 50% por razonamiento matemático). Al resultado, los evaluadores añadirán puntaje adicional según la condición priorizable del postulante, como pobreza, pobreza extrema, discapacidad, si es bombero activo o hijo de bombero, o si pertenece a poblaciones indígenas, campesinas o afroperuanas. En cada caso, la condición deberá estar debidamente acreditada.